Dentro del Diabetes Experience Day 2015 la organización ha programado una serie de ponencias de personas con diabetes que un día decidieron coger su enfermedad, meterla en el bolsillo y utilizarla como principal motivación para superar esos límites del cuerpo humano. Lejos de resultar un problema, la diabetes para estos hombres de hierro fue un aliciente.

Es el caso de Antonio Ortega que asistirá este año al Diabetes Experience Day desde su Tenerife natal con la idea de demostrarnos que no hay límites y que querer ese poder. Antonio Ortega pertenece al selecto grupo de hombres de hierro de nuestro país. Debutó con la diabetes en 2003 y completó su primer Iron Man, el de Lanzarote, en 2010.

Antonio Ortega es profesor universitario de Farmacia y padre de cuatro hijos, el triatlon para él es un hobby que compartir con amigos del club ciclista Anaga y con su mujer, campeona de Canarias de su grupo de edad en distancia olímpica. “Al principio la enfermedad es un mazazo y hasta te da miedo salir al parque a correr veinte minutos, pero con el tiempo te das cuenta que hay que tirar para adelante y la vida te va llevando”, afirma satisfecho poniendo el acento en la organización como clave para el éxito.

Antonio Ortega también participó este verano en la primera expedición al Machu Picchu formada íntegramente por personas con diabetes y que contó con el apoyo de Sanofi. Una experiencia singular de la que nos contará todos los detalles de la expedición y la satisfacción de llegar al destino.

Otro de los hombres de hierro que vendrá el próximo 14 de Febrero a contarnos sus hazañas es Antonio Lledó. El año pasado el murciano nos prometió en el Experience Day que cruzaría el desierto en su bicicleta. Este año nos contará con todo tipo de lujos y detalles como terminó una de las pruebas más duras del globo, la Titan Desert. Ha sacado fotos y vídeos que compartirá con todos los asistentes, y lo más interesante es que asegura que de lo que menos miedo tenía era de su diabetes.

Titan Desert Antonio LLedo

Titan Desert Antonio LLedo

La diabetes no les ha impedido a ninguno de estos dos hombres de hierro continuar con su pasión. De hecho, los dos defienden el deporte como ayuda para la insulinodependencia. Eso si, explican dejando claro,  que no existen formulas mágicas y que es fundamental conocer tu propio cuerpo y las señales que te envía y sobretodo estar en manos de médicos capacitados para ello. A los dos les escucharemos en menos de una semana.

Pin It on Pinterest