El Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) de Barcelona, uno de los centros oftalmológicos de referencia a nivel mundial en las enfermedades retinianas asociadas a la diabetes, estará presente el próximo 14 de febrero en el Diabetes Experience Day 2015 que se celebrará en Valencia.

A través de la Fundación IMO, entidad sin ánimo de lucro que promueve actividades de prevención, docencia e investigación en oftalmología, especialistas del Instituto realizarán revisiones optométricas y oftalmológicas a los asistentes al evento que lo deseen. El examen incluirá pruebas de agudeza visual, toma de presión intraocular, control de refracción, biomicroscopía y exploración del fondo del ojo en lámpara de hendidura, una prueba diagnóstica que permite ver posibles lesiones o derrames retinianos y que resulta básica en las personas con diabetes, un grupo de población con 25 veces más riesgo de pérdida severa de visión.

La retinopatía diabética es la principal complicación de la diabetes y la enfermedad vascular más frecuente de la retina, cuyas células y vasos sanguíneos quedan dañados por la descompensación metabólica de la diabetes. De ello se deriva la neovascularización o creación espontánea de nuevos vasos frágiles que pierden sangre (retinopatía diabética proliferativa), lo que puede afectar a la visión de forma muy importante. Pero la complicación de la retinopatía más devastadora para la visión es el edema macular diabético, que consiste en una acumulación de líquido en la mácula o centro de la retina, producido por las fugas de los vasos retinianos dañados como consecuencia de la retinopatía diabética. Estas complicaciones hacen que la retinopatía diabética sea la causa de pérdida severa de visión más frecuente en los países industrializados entre la población activa.

Pese a todo, el tratamiento precoz y adecuado de la enfermedad -mediante fotocoagulación con láser, inyecciones intravítreas o vitrectomía- evita ceguera en más del 90% de los casos. Por ello el diagnóstico precoz es clave, ya que permite actuar cuando el daño retiniano es todavía incipiente. Dado que la retinopatía diabética suele ser asintomática en esta fase, es fundamental someterse a revisiones periódicas de la retina –mínimo anuales– como la que realizará la Fundación IMO en el Diabetes Experience Day. Además, los especialistas del IMO recuerdan la importancia de adoptar otras medidas preventivas para mejorar el pronóstico de la enfermedad o retrasar su aparición, entre las que destacan realizar un control estricto de la glicemia, de la presión arterial y de los lípidos plasmáticos, además de evitar el tabaco.

Sobre el IMO

El IMO es un centro oftalmológico de referencia internacional, fundado hace más de 25 años por el Dr. Borja Corcóstegui, recientemente elegido como el oftalmólogo con mejor reputación de España, según el primer Monitor de Reputación Sanitaria (MRS), un reciente estudio, que clasifica los mejores hospitales, servicios hospitalarios y profesionales médicos por especialidades, basándose en entrevistas a 2.400 médicos, enfermeros, pacientes y periodistas especializados y en 186 indicadores objetivos de calidad y rendimiento asistencial.

El Dr. Corcóstegui encabeza el Departamento de Retina y Vítreo del IMO, del que también forman parte los doctores José García-Arumí, Carlos Mateo, Rafael Navarro, Anniken Burés y Cecilia Salinas. El Departamento cuenta con una Unidad de Retinopatía Diabética, especialmente dedicada a la atención del paciente diabético y complicaciones asociadas, como el edema macular, la hemorragia vítrea y el desprendimiento de retina. Además de ofrecer una atención médica y quirúrgica altamente especializada para estos pacientes, los oftalmólogos del IMO también participan activamente estudios sobre nuevos tratamientos para mejorar el la visión y la calidad de vida de estos pacientes.

El Instituto cuenta con un equipo de 180 personas al servicio del paciente y con unas instalaciones de 24.000 metros cuadrados, inauguradas en 2009, donde dispone de 70 consultas médicas y ocho quirófanos equipados con la última tecnología en cirugía oftalmológica sin ingreso.

Pin It on Pinterest